Chat with us, powered by LiveChat Beneficios del uso del parche antifiebre para niños

Beneficios del uso del parche antifiebre para niños

By MomMed | 30 September 2022 | 0 Comments



Puede ser estresante y molesto para ti cuando tu hijo tiene fiebre, pero mientras esté sano, no hay que preocuparse demasiado. La fiebre suele ayudar a un niño a combatir una infección que le está haciendo enfermar, pero si hace que su hijo esté incómodo, hay cosas que puede seguir para bajar la temperatura.

Sin embargo, es comprensible que no tengas claro qué hacer cuando tu hijo se despierta en mitad de la noche acalorado, con fiebre y sudando. ¿Hay que sacar el termómetro? ¿Pedir cita al médico?

Lidiar con un niño enfermo es la peor sensación, sobre todo si no te deja dormir. Muchos padres buscan soluciones naturales que les ayuden a bajar la fiebre de su hijo porque les incomoda el concepto de medicarlo. Y si ese es el caso, entonces hay algunas maneras de ponerlo en práctica, y una de ellas es utilizar un parche para la fiebre de los niños. Hablemos un poco más de ello.

 

¿Qué son los parches para la fiebre?

Los parches para la fiebre también se conocen como parches refrescantes. Pueden aliviar la fiebre o el agotamiento por calor. Estos parches para la temperatura se adhieren a la frente de tu hijo y pueden ayudarle a mantenerse fresco. El hecho de que estos parches contra la fiebre para niños estén listos para su uso es uno de los aspectos cruciales. Así que lo único que tienes que hacer es sacarlos de su envase antes de aplicarlo. Ponga estos parches en la frente de su hijo para ayudarle a mantenerse fresco mientras participa en actividades al aire libre.

El objetivo principal del parche antifiebre o refrigerante es bajar la fiebre de tu hijo. Pero estos parches también tienen múltiples usos. Cuando sus hijos jueguen al aire libre cuando haga calor, puede utilizar estos parches para protegerlos. Los adultos pueden utilizar un parche refrigerante sin ningún problema ni riesgo. De hecho, lo mejor es convertirlos en su compañero de viaje para las vacaciones de verano.

 

Beneficios del uso de los parches antifiebre

Los parches proporcionan un alivio del dolor de cabeza y son útiles para cualquier condición en la que el enfriamiento sea ventajoso, como la fiebre, la dentición y el dolor de cabeza. Además, también pueden utilizarse para las picaduras de insectos y los esguinces.

Hace que tu hijo se sienta cómodo después de jugar bajo el sol. Los niños suelen olvidarse de beber agua o mantenerse hidratados cuando juegan al aire libre. Sin embargo, puedes evitar este problema haciendo que lleven un parche térmico refrescante cuando estén al sol. Estos parches refrigerantes ayudan a tu hijo a regular su temperatura corporal, lo que le ayuda a mantener altos niveles de energía.

El uso de un parche refrigerante es una de las mejores maneras de garantizar que su hijo y toda su familia estén cómodos y frescos durante esos días calurosos y soleados. Podrá disfrutar del sol sin preocuparse de enfermar por el calor porque duran varias horas.

Puede aplicar compresas de hielo en la frente, la ingle o la muñeca de su hijo. El cuerpo de tu hijo se enfriará en esta zona, ya que los vasos sanguíneos están cerca de la superficie de la piel.

 

¿Por qué se produce la fiebre?

Es fundamental recordar que la fiebre suele ser un signo o síntoma de otro problema y no una enfermedad en sí misma.

Hay varias cosas que pueden producir fiebre, entre ellas

Infecciones: Las infecciones y otras enfermedades son las principales causas de la fiebre. Al activar los mecanismos de defensa del cuerpo, la fiebre ayuda a combatir las infecciones.

Exceso de ropa: Dado que no pueden regular la temperatura corporal con la misma eficacia que los niños mayores, los bebés, especialmente los recién nacidos, pueden tener fiebre si están demasiado abrigados o en un entorno cálido. Sin embargo, los bebés deben ser evaluados por un médico porque la fiebre en los recién nacidos puede significar una infección peligrosa.

Vacunas: Los bebés y los niños pueden experimentar una fiebre baja después de recibir una vacuna.



 

¿Tiene fiebre?


A menudo, todo lo que se necesita para saber que tu hijo tiene fiebre es un ligero toque en la frente. Sin embargo, esta técnica no proporciona una lectura precisa.

Para estar seguro de que tiene fiebre, utiliza un termómetro digital de confianza. Cuando la temperatura del niño alcanza o supera uno de estos valores, se considera que tiene fiebre:

Medición oral: 37.8°C
Medición rectal: 38°C
Medición axilar: 37.2°C

 

Cosas que hay que evitar durante la fiebre

 
Aunque la mayoría de los padres intentan cualquier cosa para bajar la fiebre de su hijo, hay algunas cosas que nunca deben hacerse. He aquí algunos ejemplos:

Nunca le des a un niño enfermo un baño helado o un baño de esponja; hacerlo puede provocar escalofríos y elevar la temperatura corporal del niño.

Lee bien las instrucciones antes de dar a tu hijo cualquier medicamento para asegurarte de que le das la dosis correcta. Si no estás seguro, habla con tu médico y pídele que te indique la dosis.

 

Palabras finales


En resumen, los parches contra la fiebre para niños pueden hacer maravillas si tu hijo tiene fiebre. De hecho, estos parches refrescantes también son útiles si tu hijo tiene calor debido al clima cálido. Sin embargo, a la hora de comprar el parche para la fiebre hay que asegurarse de que sea de la mejor calidad.

Los parches para la fiebre de MomMed para niños son el único lugar al que acudir si está buscando conseguir parches refrescantes. Sus parches refrescantes tienen un tamaño perfecto, por lo que resulta sencillo aplicar uno en la frente de tu hijo. El efecto dura hasta 8 horas y proporciona un alivio de enfriamiento corporal. Puede utilizar este parche para la fiebre en combinación con otros medicamentos, ya que no contiene fármacos.

El parche para la fiebre es menos alergénico, no daña la piel y no tiene color ni fragancia. El funcionamiento de los parches refrigerantes MomMed consiste en eliminar el calor de la frente. De este modo, no es necesario utilizar una toallita, y hay que mojarla periódicamente. Además, podrá relajarse y dormir mientras su hijo está tranquilo. Como resultado, sentirá menos presión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked. *
Name
E-mail
Content
Verification code