Chat with us, powered by LiveChat ¿Cómo la ecografía temprana puede detectar un embarazo ectópico?

¿Cómo la ecografía temprana puede detectar un embarazo ectópico?

By MomMed | 16 August 2022 | 0 Comments



ECOGRAFÍA PARA CONFIRMAR EL EMBARAZO:

Si experimentas síntomas de un embarazo ectópico, independientemente de que la prueba de embarazo en orina sea positiva, lo mejor es que consultes a tu médico de cabecera o al centro de evaluación temprana del embarazo (EPAU). En un plazo de 24 horas, se programará una ecografía si lo consideran necesario.

Es probable que sea necesaria una ecografía transvaginal (interna), en la que se introduce una sonda especializada en la vagina para obtener una visión más completa de los órganos reproductores. Es seguro hacer una ecografía transvaginal durante el embarazo.

Es infrecuente que se detecte un embarazo ectópico durante la exploración, que muestra un saco de gestación (embarazo), un polo fetal y un corazón que late en el útero (matriz). No obstante, cada exploración irá seguida de un examen exhaustivo.

Si se detecta un embarazo en el útero, la hemorragia puede deberse a que el óvulo fecundado se implanta y se desarrolla con normalidad durante el embarazo, o puede ser un indicio de que se aproxima un aborto. Un quiste del cuerpo lúteo sano y típico que se desarrolla en el ovario después de cada ovulación puede crecer y producir dolor. Los cambios hormonales pueden afectar a los intestinos y a la vejiga, lo que te lleva a orinar (hacer pis) con más frecuencia y tal vez a sentirte un poco estreñida.

 

ECOGRAFÍA PARA DETECTAR UN EMBARAZO ECTÓPICO:

Un embarazo ectópico suele comenzar en la trompa de Falopio. El ovario, el cuello uterino, una cicatriz de cesárea o la cavidad abdominal son algunos de los lugares menos comunes donde puede desarrollarse en las proximidades de otros órganos cercanos. En un embarazo tubárico, la bolsa suele ser completamente invisible en la ecografía. Un embarazo de ubicación incierta se produce cuando el médico no puede ver un saco dentro del útero o incluso en la zona circundante.

En este caso habrá que elegir entre el tratamiento de un posible embarazo ectópico y la observación, monitorización y seguimiento cauteloso con alguna otra ecografía y niveles de hCG. Entre las ocho y las diez semanas, una ecografía podría revelar correctamente un saco gestacional. Sin embargo, si hay un saco gestacional en el útero, una ecografía debe ser capaz de detectarlo a mediados de la quinta semana.

El médico probablemente asumirá que se trata de un embarazo ectópico si no hay un embarazo visible en el útero mientras hay indicios de una hemorragia interna o una inflamación alrededor de las trompas de Falopio. Más del 70% de los embarazos ectópicos son detectables durante una exploración transvaginal inicial, y la mayoría de estos embarazos se identifican como una región de tejido de embarazo, con o sin bolsa de gestación (embarazo), un polo fetal o un corazón que late, que no está situada donde debería estar en el útero.
 
En el procedimiento de imagen por ultrasonidos se obtiene una imagen del embarazo en crecimiento mediante ondas sonoras. Es una operación sencilla y no invasiva que puede realizarse de dos maneras:

Por vía transvaginal: La vagina se sondea mediante un dispositivo de exploración. Con la ecografía transvaginal, el médico puede determinar la ubicación exacta del embarazo. Para realizar esta prueba, se introduce en la vagina un instrumento parecido a una varita. Genera imágenes del útero, los ovarios y las trompas de Falopio mediante ondas sonoras y transmite esas imágenes a una pantalla cercana.

Por vía transabdominal: Se aplica un gel en la piel de la parte inferior del abdomen antes de desplazar el escáner por ella. Durante la ecografía abdominal se desplaza una sonda de ultrasonido sobre el vientre, que puede utilizarse para comprobar si hay una hemorragia interna o confirmar el embarazo.
 
Los médicos examinarán las fotos de la ecografía para determinar la ubicación del embarazo y así poder diagnosticar un embarazo ectópico. Esto puede ayudarles a averiguar si los síntomas de la paciente se deben a un embarazo ectópico, a un embarazo sano o a otro problema.


SIGNOS DE ULTRASONIDO DE UN EMBARAZO ECTÓPICO:

Al no haber embarazo dentro del útero o tener un saco de gestación sin embrión, este embarazo tiene una localización no revelada (PUL).

Hasta que se pueda identificar la localización del embarazo y hacer un diagnóstico, se utiliza esta denominación. Muchos de ellos no serán ectópicos y no requerirán atención médica.

Cuando no hay un embarazo en el interior del útero y puede haber un bulto cerca de una trompa de Falopio, se puede sospechar que se trata de un embarazo ectópico.

 

PASOS PARA DETECTAR UN EMBARAZO ECTÓPICO:

La conversación y la exploración del médico son los pasos iniciales del diagnóstico.

La realización de una prueba de embarazo, ya sea cualitativa (muestra si estás embarazada o no) o cuantitativa (mide los niveles hormonales), suele ser el segundo paso. En ocasiones, al realizar un examen pélvico, el médico podría detectar un bulto sensible.

Si parece que se trata de un embarazo ectópico, una ecografía pélvica y una prueba de embarazo hormonal en sangre suelen ayudar a hacer el diagnóstico.

Una ecografía puede mostrar que no hay ningún embarazo dentro del útero.

 

OTROS MÉTODOS PARA LA DETECCIÓN DE EMBARAZOS ECTÓPICOS:

Las concentraciones séricas de gonadotropina coriónica humana (beta HCG) también se utilizan para diagnosticar un embarazo ectópico. Las pruebas de embarazo se realizan para identificar determinadas hormonas. Durante el embarazo, los niveles de beta HCG suelen aumentar. El aumento de esta hormona puede mostrar un patrón inusual, que puede indicar la existencia de un embarazo ectópico.

En ocasiones puede ser necesaria una laparoscopia para confirmar el diagnóstico de un embarazo ectópico. Para inspeccionar los tejidos del vientre y la pelvis durante una laparoscopia e identificar la ubicación del embarazo ectópico, se realizan pequeñas incisiones en la pared abdominal.

 

CONCLUSIÓN:

La prueba más eficaz para identificar un embarazo ectópico es la ecografía transvaginal. Durante este procedimiento se introduce un dispositivo de ultrasonidos en la vagina y se muestran imágenes de la pelvis en un monitor. La ecografía transvaginal es capaz de detectar el saco gestacional tanto en los embarazos normales (intrauterinos) como en los ectópicos, aunque los resultados suelen ser indecisos. El examen puede mostrar sólo un bulto cerca de las trompas de Falopio o en algún otro lugar, que es sugestivo pero no definitivo de un embarazo ectópico, en lugar de un saco gestacional con un embrión aparente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked. *
Name
E-mail
Content
Verification code